Patrimonio natural

Qué visitar

Edificios y zonas de interés natural por su paisaje y valor ecológico

  • Red de senderos: Samper-Jatiel-Castelnou-Samper

Tomando el camino que parte desde la localidad, la ermita del Calvario se sitúa en un pequeño cabezo que domina la unión entre el secano y la Vega del Martín. Reminiscencias de órdenes militares que hicieron de Samper encomienda y de Semana Santa, tambor.

Cerca del Calvario, se llega al encantador paraje de Santa Quitería, donde se celebran algunas de las romerías más importantes de la comarca. En un cabezo cercano encontramos un panel explicativo de la estepa. A los pies del santuario existe una zona de acampada y junto a esta, se encuentra el jardín botánico en honor a Francisco Loscos Bernal, insigne botánico turolense que ejerció de farmacéutico en nuestra localidad.

Retomando el camino hacia Samper, pasando un exconjuradero, llamado descanso, que marca el camino de la ermita, es necesario dirigirse hacia la localidad. Hacia la huerta, en mitad de la travesía de la carretera, pero una vez en la huerta, con el apeadero como referente, hay que encaminarse hacia la otra parte del río.

En la antigua vía y apeadero de Huerta, del que se observa el puente y la zona de la vía, que se quiere recuperar como vía verde, se cruza el río por el antiguo puente, con la imaginación puesta en los tiempos en los que esa zona del Martín estaba en auge.

Se llega después, en el otro lado del río, al cruce con la vía Madrid-Barcelona, siguiendo la línea de Valdezafán. Una vez cruzada tomaremos el camino a la derecha, junto a las lomas del Ataque, recuerdos de guerras carlistas y napoleónicas, en las que Samper fue siempre plaza fuerte. Paralelos a la vía, la volveremos a cruzar por encima en el primer camino a la derecha para introducirnos de nuevo en la fértil vega del Martín, dirección a Jatiel.

Entre productos hortelanos e infraestructuras mudéjares, que, todavía a lo largo de los siglos siguen utilizándose, con las mismas leyes y privilegios, se llega a Jatiel. Allí se puede visitar la Cripta gótico-mudejar. Una vez cruzada la población, nos dirigimos hacia La Puebla de Híjar para volver al río.

Se continúa de nuevo hacia Samper, entre olivares y vides, de ambientes duros, secos y escasos de agua. Antes de llegar al cruce con la carretera nueva cogeremos el camino de la Fuente de Val Junquera, escaso caudal entre cereal y yermo. La travesía continúa hasta llegar al límite que marca el monte con la vega, siempre teniendo en nuestro frente la villa samperina. Es necesario finalizar la ruta, después de cruzar de nuevo la antigua vía de Valdezafán.

Vega, monte, villa, lugar, parada, vía… la travesía permite saborear el Martín y su antigua dureza y rasmia en ambiente donde tomillo, expliego y huerta se juntan sin límite preciso.

Texto íntegro obtenido de la Guía del Excursionista el Bajo Martín Sierra de Arcos.


Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar